Sustitutos del refrigerante R22

refrigerante r22

En el anterior post de nuestro blog, explicamos los reglamentos fijados por la Unión Europea relativos a la desaparición del refrigerante R22, el más utilizado hasta la década de los ochenta en los equipos de refrigeración. Con la firma del Protocolo de Montreal en 1987, la comunidad internacional tomó conciencia de la importancia de eliminar los agentes perjudiciales para la capa de ozono, entre los que se encuentra el clorodifluorometano, nombre científico de este gas. Para cumplir con los plazos estipulados para dejar de utilizar este compuesto (31 de diciembre de 2014), los usuarios pueden elegir entre rediseñar el equipo o efectuar una reconversión a un refrigerante sustituto del R22.

En general, la alternativa menos dañina para el medio ambiente y más rentable es reformar la instalación y utilizar los gases que ejercen la misma función que el R22 sin amenazar la estabilidad de la capa de ozono. El R407C, el R410A y el R134a son los sustitutos más empleados en la actualidad en los equipos de refrigeración. Entre sus características primordiales, destaca que no son perjudiciales para la estratosfera, la principal desventaja del R22. Asimismo, provocan un efecto invernadero mínimo, por lo que son mucho más sostenibles que su predecesor. Otro aspecto a favor de estos gases es que no son tóxicos ni inflamables.

Por otro lado, en condiciones normales de temperatura y presión, son estables. Y son eficientes desde el punto de vista energético. Desde el 1 de enero de 2010, está prohibido importar, producir, vender y utilizar R22 puro, tal y como establece el Reglamento 1005/2009 dictado por la Unión Europea. No obstante, se permitirá el uso de este refrigerante hasta el año 2015.

Con los gases sustitutos del R22, las autoridades europeas pretenden que la transición hacia equipos más eficientes y que no utilicen refrigerantes contaminantes se realice de la forma más sencilla posible. En Igloo Refrigeración aconsejamos a nuestros clientes que tengan en cuenta esta normativa y acudan a profesionales especializados en este sector para que revisen el funcionamiento de sus equipos de refrigeración. Porque es responsabilidad de todos contribuir a la protección del medio ambiente.

Si te gustó, compártelo!!
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *