Cómo diseñar un almacén frigorífico

almacén refrigeración

A la hora de diseñar un espacio frigorífico de almacenaje se debe atender a criterios relacionados con el posible uso de un almacén común, como por ejemplo cuánto espacio será necesario para la realización de maniobras en el interior del mismo, qué capacidad de almacenaje es necesario, etc. Evidentemente, no nos enfrentamos al diseño de un espacio de almacenaje al uso, sino que en este caso la estancia deberá permanecer a una temperatura establecida, generalmente más baja que la temperatura ambiente.

Por todo ello, además de los criterios habituales a la hora de diseñar un espacio de almacenaje en el proyecto deberán incluirse soluciones técnicas de refrigeración, que garanticen que el espacio estará debidamente acondicionado. Además de la elección de la solución más adecuada para cada caso, deberá especificarse en la redacción del proyecto el equipamiento necesario y como se realizará la instalación del mismo.

Obviamente, el proyecto deberá recoger los objetivos esperados en cuanto al uso del almacén frigorífico. También deberá reflejar  las condiciones ambientales que se esperan en el lugar donde se ubicará este espacio de refrigeración. Este tipo de cámaras frigoríficas pueden ser aisladas, en cuyo caso se deberá atender a cuestiones como qué tipos de revestimientos se van a utilizar o la altura interior que deberá presentar el espacio refrigerado en sus diferentes partes, entre muchas otras cuestiones. Cuando el almacén frigorífico sea de tipo industrial se deberá recopilar información más precisa sobre el tipo de explotación que se va a realizar del mismo.

Otro aspecto de interés en el diseño de un almacén frigorífico es tener en cuenta las situaciones límite que pueden tener lugar, como por ejemplo la entrada máxima de mercancía en un día muy caluroso. La solución elegida para refrigerar el espacio deberá ser capaz de mantener el almacén en unas condiciones óptimas de temperatura, que garanticen el correcto mantenimiento de la mercancía.

Cuando se han tenido en cuenta todos estos aspectos, el proyecto deberá señalar cuestiones técnicas específicas que garantizarán el correcto funcionamiento del espacio refrigerado. Hablamos de indicar datos de interés como el balance térmico diario, la distribución de los compresores de refrigeración o los niveles de potencia necesarios. Si necesitas sistemas de refrigeración o cámaras frigoríficas a medida no dudes en contactar con nosotros. En Igloo Refrigeración te ofrecemos las mejores soluciones de refrigeración para tu negocio.

Si te gustó, compártelo!!
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *